Interacción e inmediatez, las claves de las redes sociales

Las redes sociales llevan tiempo revolucionado la sociedad y la forma de comunicarnos tanto a nivel personal como a nivel de empresa, al convertirse en verdaderos canales de comunicación que sirven para llevar a cabo todo tipo de estrategias. Favorecen el contacto con usuarios, consumidores y potenciales clientes y ello supone una cercanía constante de la empresa con su público.

La sociabilidad e inmediatez de las mismas son dos elementos clave que las definen. Desde Facebook, Instagram, Twitter o Pinterest, a Google+, LinkedIn o Youtube. Son las más relevantes y todos ellas tienen en común una serie de características:

La interacción entre personas, entre usuarios…Las redes sociales ponen en contacto a miles de perfiles de forma muy sencilla y rápida. Para las empresas son imprescindibles para compartir información, recabar opiniones o simplemente para conocer a su público y sus intereses.

A diferencia de otros portales web, las redes sociales ofrecen una comunicación inmediata, en tiempo real, y desde cualquier lugar. Se trata de una forma directa de estar en contacto permanentemente con otros usuarios y eso permite una transparencia y credibilidad.

Otra de las características que beneficia principalmente a las empresas y a las estrategias que llevan a cabo en la red es la viralidad. Gracias a las redes de contactos, los contenidos se propagan con mucha facilidad y pueden multiplicar exponencialmente su influencia, lo que favorece un crecimiento notable de usuarios.

Por último, otro factor importante de las redes sociales es su lenguaje, el que se utiliza en Internet. Lenguaje multimedia e hipertextual que favorece el uso de miles de recursos audiovisuales. Texto, audio, vídeo, imagen, gráficos interactivos, o animaciones además de los diferentes enlaces que te añaden múltiple información al facilitarte el acceso a otras páginas.

Además de estos atributos, las redes sociales se caracterizan por su personalización o por la capacidad que tienen de favorecer la creación de nuevas relaciones sociales. Su poder crece constantemente y por ello son un instrumento clave en la estrategia de cualquier empresa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *