La SXO, la evolución del posicionamiento SEO

Aparecer en las primeras posiciones de los buscadores de Internet es el objetivo principal de cualquier empresa. Hasta ahí todo claro. Posicionamiento SEO, la optimización en motores de búsqueda para llegar al mayor número de clientes. Es una de las claves del marketing digital, ya sea a través de un posicionamiento orgánico o de una inversión en Google. Pero, la realidad es que aparecer en lo más alto de los buscadores no siempre equivale a un aumento de ventas. De nada sirve que nuestro producto sea relevante, si luego no podemos ofrecer un contenido útil para el usuario.

el futuro del SEO

seorafa.com

Es ahí cuando nace la SXO, Search Experience Optimization. Se trata de una nueva forma de entender el posicionamiento. Un concepto al servicio del usuario, de las expectativas del mismo. No importa tanto como estemos posicionados o si un contenido está bien escrito, si luego no tenemos en cuenta las expectativas del usuario y por tanto las posibilidad de que vuelva una y otra vez a nuestra producto. Del Search Engine Optimization (SEO), al Search Experience Optimization (SXO).

No se trata de cuánto ofrecemos o las veces que aparecemos en los buscadores, sino de la calidad, la calidad de lo que proponemos, para mejorar la experiencia de las búsquedas, y ponérselo fácil al usuario. Esto pasa indiscutiblemente por prestar atención a los contenidos. Información atractiva de utilidad, novedosa e ideas propias y originales. El objetivo es ofrecer un valor añadido al usuario.

Hay que dar respuestas, porque la mayoría de veces los usuarios acuden a Google en busca de ellas. Así que de debemos ofrecer contenidos en ese formato. Es una de las formas de mejorar la experiencia a la hora de buscar. Además, ofrecer diseños novedosos y más efectivos que nos diferencie de la competencia.

La clave de esta filosofía es centrarnos en el usuario. Es la evolución del posicionamiento, una forma de pensar que ha ido más allá del SEO. Ya no importa la cantidad, sino la calidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *