El vídeo, tu gran aliado en el marketing digital

El contenido audiovisual se ha convertido en una de las herramientas principales en una buena estrategia de marketing online. Vender por internet es una cosa, pero vender de forma audiovisual es otra. Contribuir con ese plus de calidad, favorecer la cercanía con los clientes y ofrecer una mayor transparencia son algunas de las ventajas de trabajar con contenido audiovisual. El vídeo puede aportar autoridad a tu marca y tener una gran acogida por la audiencia.

Vivimos en un espacio audiovisual y las empresas son cada día más conscientes de ello.  El vídeo tiene un importante poder en una estrategia de posicionamiento, ya que puede dirigir a la página web mucho más tráfico que otro contenido textual o que una imagen. Además, refuerza la marca frente a los competidores y añade personalidad y confianza a su imagen, lo que va a potenciar una relación sólida y duradera con el cliente.

Vine

twitter.com

Los usuarios demandan ese vídeo y las compañías deben adaptar sus estrategias de marketing a las acciones en formatos audiovisuales. Además, las redes sociales están hechas para ello, para potenciar una imagen, marca o compañía a través de la herramienta audiovisual. Ya son muchas las aplicaciones creadas para facilitar la creación de vídeos, fáciles de usar, sencillas y sin suponer grandes costes para la compañía.

Lo importante es dejar volar la imaginación para realizar creaciones llamativas que atraigan al espectador.  Y no sólo vídeos divertidos, sino también vídeos testimoniales, informativos, que faciliten al cliente poner cara a la empresa y asociarla con una imagen cercana. O incluso emotivos, que hagan recordar y pongan sonido e imagen a una historia. Las posibilidades, sin duda, son infinitas.

Lo importante es decidir qué tipo de vídeo se va a realizar y a partir de ahí ponerlo en marcha. Se trata de una herramienta fundamental en toda estrategia de marketing online, ya que por encima de todo, el contenido audiovisual mejora la comunicación de una marca, su capacidad de relación con el cliente y la credibilidad y personalidad de la identidad de la compañía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *